¡Hola! Aquí leyendo de Historia. Soy Dra. Ruth Marí Calderón: AJO Y CEBOLLA - CEBOLLA Y AJO

Actualizado: abr 6

Se ha popularizado una carta que cuenta la experiencia de un agricultor y la gripe de 1919. Plantea el texto, que el campesino encontró el producto para no enfermar de la gripe y a continuación realiza una disertación de todas las propiedades que tiene el alimento.


Comencemos:

El artículo afirma que la gripe mató a 40 millones de personas. Efectivamente existió una pandemia de gripe entre 1918-1919 , con una gran mortalidad, aunque se desconoce la cifra exacta, afectó a millones de personas. Esta pandemia se conoce también como la gripe española, aunque no surgió en España, ésta denominación surgió como consecuencia de la situación sociopolítica en Europa en aquel momento histórico .

El alimento propuesto como remedio para la gripe es la cebolla y además se basa en su acción antibacteriana.

El resfriado y la gripe, son producidos por virus, habitualmente producen un cuadro clínico agudo y autolimitado, aunque en el caso de la gripe puede comportar complicaciones graves, sobretodo en población de riesgo. Por tanto, los antibióticos no son la solución a este tipo de cuadros, en cualquier caso inicialmente, trataremos de aliviar los síntomas y esperaremos que remita.

Las cebollas absorben las bacterias

Las cebollas pueden ser un medio para la proliferación de bacterias, pero esto no significa que las absorban del organismo y que por tanto éste último quede libre de infección. Las cebollas previenen gripes y resfriado.

Las medidas efectivas son:

- La higiene de manos, utilizar pañuelos desechables, evitar toser o estornudar en la mano (mejor en el antebrazo o el codo), y por supuesto en el caso de la gripe, la vacunación, sobretodo en grupos de riesgo. • Las propiedades de la cebolla han sido estudiadas predominantemente ‘in vitro’ o en animales.

La gripe y el resfriado están producidos por virus, no por bacterias, por lo tanto los antibióticos no son la solución y no acortan la duración del proceso.

• La evidencia disponible sobre los efectos de la cebolla en la salud en humanos es heterogénea y las conclusiones no se deben extrapolar a la población general. • Cien años de la gripe «española» de 1918 – Investigación y Ciencia, Scientific American

• WHO Monographs on Selected Medicinal Plants – Volume 1 – Organización Mundial de la Salud (OMS)

• Effects of Fresh Yellow Onion Consumption on CEA, CA125 and Hepatic Enzymes in Breast Cancer Patients: A Double- Blind Randomized Controlled Clinical Trial – PubMed – NCBI

El ajo es un antibiótico natural que estimula el sistema inmunológico y aumenta la efectividad de los glóbulos blancos y células T. Bloquea la producción de toxinas por los gérmenes. Es una llave para lograr una inmunidad óptima y protección contra las infecciones.

Por lo menos doscientos compuestos han sido identificados en los dientes de ajo, incluyendo más de setenta compuestos de azufre; las vitaminas A, B1, y C, minerales como el calcio, cobre, hierro, magnesio, potasio, selenio, y cinc, vitaminas como flavonositos, y los ocho aminoácidos esenciales y nueve no esenciales únicos.


Muchos de estos micronutrientes contribuyen a la inmunidad, aunque las cantidades en un solo ajo podrían ser muy pequeñas. El ajo es un antibiótico potente e inhibidor de muchos gérmenes. También tiene propiedades anticancerígenas muy poderosas.

Benjamín Lau, Profesor de microbiología de Loma Linda Escuela de Medicina, de Costa Rica, encontró que un antiguo extracto japonés de ajo reforzó significativamente la habilidad combativa de las células macrófagos. Los macrófagos son una parte importante de las defensas del cuerpo. Investigadores japoneses de Kyoto informaron que ese antiguo extracto de ajo japonés suprimió la primera fase de promoción de un tumor. Científicos del Instituto Nacional del Cáncer y de la Sociedad Americana de Cáncer publicaron una revisión de las maravillosas propiedades anticancerígenas del ajo. El Ajo contiene sales minerales y pequeñas cantidades de vitaminas A, B1, B2, B6, C, principios activos, aceite esencial: aliina, enzimas. Estas y otras sustancias le confieren propiedades depurativas, germicidas y descongestionantes, por su poder bactericida y antibiótico. Activa la secreción gástrica y la motilidad de las paredes intestinales, empleándose en procesos fermentativos digestivos, parasitosis intestinal, colitis.


Actúa como profiláctico en enfermedades infecciosas, ayuda en la circulación y fluidificación de la sangre y en procesos de arteriosclerosis, hipertensión arterial, várices. Combate anemias, aumentando la formación de glóbulos rojos; se utiliza en artritis, ciática, reumatismo, menopausia, hemorroides. En afecciones bronquiales ayuda a expectorar el catarro pulmonar, alivia estados de asma, y tos ferina.

Estimula el funcionamiento de órganos y glándulas: hígado, páncreas, tiroides, pituitaria y suprarrenales. Tiene beneficios sobre la diabetes por su acción hipoglucemiante y ayuda a descender el colesterol. Exteriormente facilita la cicatrización y en forma de cataplasma caliente sirve para combatir y madurar forúnculos y abscesos.

Como carece prácticamente de sodio es el condimento ideal para los que no pueden comer sal. Es antioxidante y contiene selenio. La siguiente receta, encontrada en el año 1972 en un monasterio entre las montañas del Tíbet, indica cómo preparar un producto que según la tradición de ese país, cura casi todas las enfermedades.

EFECTOS DEL AJO

Durante la Primera Guerra Mundial su uso estaba muy extendido: Se impregnaba en los vendajes con el fin de evitar infecciones. También lo usaron los rusos durante la Segunda Guerra Mundial; cuando sufrían escasez de antibióticos recurrían tanto al ajo que acabó llamándose «la penicilina rusa».

Los compuestos del azufre de esta familia (Liliáceas) reducen los efectos cancerígenos de las nitrosaminas y de los compuestos que se generan en la carne quemada y durante la combustión del tabaco. El ajo promueve la muerte de las células en cáncer de colon, mamas, riñón, pulmón y próstata, así como en la leucemia.





















. . . . . . . . . Disclaimer: Please consult your physician for personalized medical advice. Always seek the advice of a physician or other qualified healthcare provider with any questions regarding a medical condition. Never disregard or delay seeking professional medical advice or treatment because of something you have read, watched, or heard on any pages affiliated with Dr. Ruth M. Calderon- Collado, MD. Before taking any medications, over-the-counter drugs, supplements or herbs, or practicing any medical alternatives, consult a physician for a thorough evaluation.Dr. Ruth M. Calderon- Collado, MD does not endorse any medications, vitamins or herbs, without first consulting your healthcare provider. A qualified physician should make a decision based on each person's medical history and current prescriptions. The information published or shared should not be used as a substitute for professional medical advice. The prescribing physician should be consulted concerning any questions that you have. In a medical emergency call 911 immediately. Dr. Ruth M. Calderon- Collado, MD does not recommend or endorse any specific test, physician, product, procedure, opinion or any other information provided on its website or affiliations, without consulting first with your health care provider. Everything written and spoken by Dr. Ruth M. Calderon-Collado is exclusively preventive. Disease prevention is a divine grace, healing is the final verdict that only God delivers. Descargo de responsabilidad: consulte con su médico para obtener asesoramiento médico personalizado. Siempre busque el consejo de un médico u otro proveedor de atención médica calificado, con cualquier pregunta relacionada con una condición médica. Nunca ignore ni demore la búsqueda de asesoramiento o tratamiento médico profesional debido a algo que haya leído ó escuchado en las páginas afiliadas a la Dra. Ruth M. Calderón-Collado, MD. Antes de tomar cualquier medicamento, medicamentos de venta libre, suplementos o hierbas, o practicar cualquier alternativa médica, consulte a un médico para una evaluación exhaustiva. Ruth M. Calderon- Collado, MD no respalda ningún medicamento, vitaminas o hierbas, sin una consulta medica. Un médico calificado debe tomar una decisión basada en el historial médico y las recetas actuales de cada persona. La información publicada o compartida por estos medios no debe utilizarse como un sustituto del consejo médico profesional. El médico que le prescribe debe ser consultado sobre cualquier pregunta que tenga. En una emergencia médica, llame al 911 de inmediato. La Dra. Ruth M. Calderón-Collado, MD no recomienda ni respalda ninguna prueba específica, médico, producto, procedimiento, opinión o cualquier otra información proporcionada en su sitio web o afiliaciones sin antes consultar con su médico u otro proveedor de atención médica calificado.Todo lo escrito y hablado por la Dra. Ruth M. Calderon-Collado son exclusivamente preventivas. La prevención del las enfermedades son una gracia divina, la curación es el veredicto final que solo Dios la entrega.

4,754 vistas2 comentarios

SECCIONES

INFORMACIÓN

CONTACTO

©2020 Dr. Ruth Marí Calderón. Todos los derechos reservados. Diseño página web por Marcos Fernández de Musa Digital
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube