• Dr. Ruth Marí Calderón

Me enteré que sigue en aumento

No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al Señor y huye del mal. Esto infundirá salud a tu cuerpo y fortalecerá tu ser.

Proverbios 3:7-8 | NIV



Busca la verdad en la Palabra. Déjate enseñar.


Sigue en aumento las enfermedades mentales. Como médico he tomado de mi tiempo para profundizar en cada estudio referente al aumento de la depresión y la ansiedad.


Toma de tu tiempo para seguir creciendo en el tema de los pensamientos y las emociones. Dios desea que crezcamos en Él y para Él. Por eso en este BLOG deseo compartirles la información y preocupación de que sigue aumentando las enfermedades mentales y la soluciones existen en Jesús y los profesionales de la salud.


La salud mental es nuestra manera de pensar, sentir y comportarnos a medida que nos enfrentamos a los altibajos de la vida. Los problemas de salud mental, como la depresión, son la principal causa de discapacidad entre gente joven en el mundo. La prevención, la detección temprana y el tratamiento son cuestiones clave. Pero la salud mental sigue estando rodeada de un estigma, y muchas veces es difícil conseguir la ayuda necesaria. No es que estás loco , es sencillamente que necesitas un cambio.

Problemas psicológicos comunes como la ansiedad o la depresión, sufren el riesgo de cronificarse si no se cuenta con la ayuda adecuada.

Sin el apoyo de un profesional, estos trastornos pueden acompañar a la persona gran parte de su vida, ya que es en la terapia donde se aprende a entender lo que está ocurriendo, a reconducir la situación y a saber afrontar las emociones que aparecen.


En la Biblia no existe el término exacto salud mental, pero tampoco guarda silencio con respecto a ella. Daniel Zangaro, quien tiene un Master en Consejería Pastoral de la Universidad Liberty de Virginia y quien también es el Community Manager en Christian Vision, explica que

“todo lo que la Biblia hable en relación al cuidado de las almas, aplica a la salud mental. El alma incluye la parte psíquica, los sentimientos, las emociones del individuo y esto forma parte del cuidado pastoral. Jesús mismo se ocupó de sanar emociones, por ejemplo, contrarrestando la triple negación de Pedro con una triple declaración de fe.”

Lo que decidimos decir y pensar tendrá el efecto directo y productivo de una buena Salud mental - Salud del alma.


Tú salud mental preventiva - no la tomes por poco. Gran parte de los esfuerzos de la psicología moderna están orientados a desestigmatizar el rol del psicólogo y normalizar la salud mental preventiva. En la sociedad actual estamos rodeados de efectos estresantes que favorecen la aparición de problemas que, de no ser atendidos a tiempo, pueden obstaculizar nuestro día a día.


Uno de ellos es la ansiedad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2015 un 4.1% de la población sufría ansiedad, una cifra que va en aumento. Sus síntomas pueden ser psicológicos, conductuales o físicos y muchas veces suelen confundirse con otras patologías, retrasando un diagnóstico acertado y una terapia adecuada.


Mi consejo para que puedas ir sanando más rápido:


- Evita los chismes y a los chismosos:

Jesús dijo claramente que seremos juzgados por cada palabra que sale de nuestra boca, y también dijo que de la abundancia del corazón habla la boca. Si tenemos el hábito de frecuentar a individuos que son unos chismosos incorregibles, entonces debemos hacer un cambio y no frecuentarlos más.

- Evita las malas compañías

San Pablo decía que las malas compañías corrompen la moral. Este proverbio expresa concisamente la siguiente verdad: “Dime con quién andas y te diré quién eres". No tenemos que ser genios para saber que tendemos imitar a nuestros amigos y a nuestros compañeros.


Oremos por la gracia de encontrar uno o dos amigos que sean realmente nobles, honestos, puros, cristianos trabajadores y habrás descubierto un verdadero tesoro.  La sabiduría del viejo testamento nos enseña que encontrar un buen amigo es encontrar un tesoro.

- Cuida tu mirada

Otro proverbio es oportuno para este concepto: "La curiosidad mató al gato". Peor aún, la mirada pícara del Rey David resultó en el adulterio con Betsabé, y eventualmente en el asesinato de su marido, el valiente y honesto soldado Urías de hitita (2 Samuel 11).


Job afirmó: "Yo establecí un pacto con mis ojos para no fijar la mirada en ninguna joven" (Job 31,1). Finalmente, Jesús lo deja por sentado en una de sus Bienaventuranzas: "Benditos los puros de corazón, porque ellos verán a Dios" (Mateo 5,8). En un mundo colmado con imágenes impuras, humanas y digitales, más que nunca necesitamos tener estricta custodia de nuestros sentidos, en especial nuestra vista.

- Evitar ser impulsivo

Otra actitud o disposición que debemos evitar es rendirnos a nuestra impulsividad, en todos los sentidos, pero especialmente al hablar.

Un buen proverbio indica: "Piensa antes de hablar". Otro proverbio, que de algún modo hace caer en cuenta a aquellos que hablan y después piensan es el siguiente: "No digas algo de lo que te puedas arrepentir". Santo Tomás de Aquino ofrece esta interesante perspectiva:

"Dios nos ha dado dos orejas y una boca para así escuchar el doble de lo que hablamos". ¡Medita sobre esto antes de hablar!

A un nivel espiritual más elevado Santiago nos advierte: "Debemos estar listos para escuchar y lentos para hablar". Santo Tomás de Aquino ofrece esta interesante perspectiva: "Dios nos ha dado dos orejas y una boca para así escuchar el doble de lo que hablamos". ¡Medita sobre esto antes de hablar!

- Evitar comer demasiado

La gula es uno de los siete pecados capitales. La definición de la glotonería es: Un deseo desordenado de comer y beber. Muchos problemas de salud son resultado de malos hábitos alimenticios. También la glotonería, la lujuria y la pereza a menudo trabajan juntas como un equipo para llevarnos al pecado.


¿Cuál es el remedio? Aquí lo tienes: Orar por un autentica hambre de Jesús, el pan de vida (Leer a Juan, capítulo 6:22-71, la palabra del pan de vida). Esto nos ayudará a subordinar los deseos del cuerpo al dominio de la voluntad.


Déjate enseñar por el maestro Jesus.


45 vistas

CONTACTO

©2020 Dr. Ruth Marí Calderón. Todos los derechos Reservados. Diseñado por Marcos Fernández de Musa Digital
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube