El Mundo la necesita pero solo nosotros la activamos

Hoy en mi BLOG les invito que lo leas hasta el final - crecerás y te impactará créelo. Disfrútalo como lo disfruté yo mientras lo escribí.



¡Qué cosa gloriosa sería si millones de nosotros hiciéramos uso del privilegio de orar! Jesucristo murió para hacer que esta comunión y esta comunicación con el Padre fueran posibles. Él nos dijo que hay gozo en el cielo cuando un pecador se aparta del pecado para buscar a Dios y susurra la sencilla oración: “Dios, ten misericordia de mí, que soy pecador”.

“No somos los dueños de nuestro destino, ni individualmente, ni como nación.” Dr.Ruth Marí

Estamos atrapados en una corriente de la historia que no podemos controlar. Hay un solo poder que puede cambiar el curso de la historia, y es el poder de la oración: la oración de hombres y mujeres que creen en Cristo y reverencian a Dios.


Al igual que sucede con toda amistad, tu relación con Jesús se verá fortalecida si te comunicas con Él francamente y con frecuencia.  En realidad, esa es la esencia de la oración: comunicarse de corazón a corazón con el Señor.


El poder de la oración no es el resultado de la persona orando. Por el contrario, el poder reside en el Dios a quién oramos.

Juan 5:14-15 dice, “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.”

No importa quién esté orando, la pasión en la oración, o el propósito de la oración – Dios responde a las peticiones que están de acuerdo con su voluntad.


Su repuesta no siempre es sí, pero siempre es en nuestro mejor interés. Cuando nuestros deseos se alinean con Su voluntad, lo entenderemos en su momento. Cuando oramos apasionadamente y con propósito, de acuerdo con la voluntad de Dios, ¡Dios responde poderosamente!


Pasar tiempo con El Señor rinde tantos beneficios que no podemos prescindir de ello. El puede ayudarnos a resolver nuestros problemas, responder a nuestros interrogantes, aliviar nuestras penas, consolarnos en nuestra desazón, proporcionarnos alegría, acercarnos al Cielo y muchísimo más.


¡La oración altera las circunstancias! Es uno de los medios de los que se vale Dios para satisfacer las necesidades y deseos de Sus hijos, siempre y cuando sea beneficioso para ellos y para los demás.


La oración puede contribuir a mejorar significativamente la vida de otras personas. Orar no es lo mínimo que se puede hacer por alguien, sino lo máximo. Nuestras oraciones mueven el corazón y la mano de Dios para que intervenga en favor de las personas por las que pedimos.


 «Si permanecéis en Mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis y os será hecho».  Juan 15:7

Tú puedes experimentar ese poder milagroso que obra en tu vida cuando Dios te da soluciones a tus problemas, valor y fuerza para enfrentar la adversidad, al igual que paz mental, curación, perdón, amor y ánimo.


Según los científicos que estudiaron a profundidad los beneficios de la oración descubrieron lo siguiente.


El Dr. Fincham y sus colegas publicaron este estudio en el "Journal of Personality and Social Psychology"


1. Más Fidelidad. Las personas que habían orado por sus parejas eran más fieles que el resto.


2. Oración especifica mejor. La oración ayuda más cuando se ora específicamente por la pareja.


3. Más amor. La oración en 4 semanas hizo que cambiaran sus relaciones románticas.


4. Ayuda a la fe. La oración ayuda a reforzar la creencia que el matrimonio es sagrado.


5. Pensamientos Positivos. La oración ayuda a cambiar de pensamientos negativos a positivos hacia la otra persona.


6. Contra el adulterio. Encontraron que orar juntos era una salvaguarda contra el adulterio.


7. Más satisfacción: La oración hizo que la pareja llevara con más satisfacción los sacrificios hechos para prosperar.


8. Más Perdón. Orar facilita que haya perdón entre ambos.


9. Más Compromiso. Orar mejora el compromiso del matrimonio entre ambos.


10. Más confianza. Orar juntos mejora los niveles de confianza.


Los investigadores llegaron a la conclusión que los seres humanos con una fe tienen una herramienta más en la caja.


Sigamos orando, no desmayemos.



65 vistas

SECCIONES

INFORMACIÓN

CONTACTO

©2020 Dr. Ruth Marí Calderón. Todos los derechos reservados. Diseño página web por Marcos Fernández de Musa Digital
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube